Es más la cantidad y diversidad que el tamaño.

Así, al menos en la parábola de la mostaza de Mc 4, 31 y 32, de este domingo 11 de tiempo ordinario. El problema es que las versiones que usamos normalmente están en lenguas indoeuropeas (latín, griego, español, etc.) y se nos escapa el sustrato semítico. De hecho, es posible que en estos versos estemos rozando las mismísimas palabra de Jesús si recurrimos a la Peshitta. Para empezar, ya de por sí, el verso 31 es un sofisticado (y divertido) trabalenguas por permutación y reiteración de las consonantes, z, r y ܥ (`yn), las cuales, juntas, ܙܪܥ configuran inicialmente, y por ese orden, el campo semántico de “semilla”: O sea que el verso 31 es un típico refranillo que, incluso, hasta podría formar parte de la cultura popular oral de los tiempos de Jesús.

En lo que respecta al verso 32, si empleamos la versión griega o latina es que no se entiende nada: ¿Cómo va a ser una hierba del género Sinapis, como es la mostaza, una planta enorme con ramas gordas? El problema es que desde los tiempos más antiguos, quizás ya antes de S. Jerónimo, los traductores no debían tener un huerto -como lo tuvieron más tarde los benedictinos- y no sabían qué debía ser una mostaza, planta desde luego feraz pero no enorme. Y por no frecuentar el huerto, tampoco tradujeron bien la raíz “rbb” que es polisémica y puede significar “grande”, “principal” pero también “prolífica”, “abundante”. Con este segundo significado, en la versión hebrea, se emplea, por ej, esa raíz cuando Dios (Elohym) ordena que los seres vivos se prodiguen por la tierra, las aguas y el aire en Gn 1.

Por consiguiente, en Mc 4,32, hay que cambiar el campo semántico de “tamaño” por el de “abundancia” y propongo esta versión:

“Cuando germina, crece más espesa que todas las plantas produciendo numerosos tallos, de manera que podrían a su sombra habitar unos pájaros.” 

Queda por aclarar lo de “pájaros del cielo”: La Peshitta solo dice “pájaros”. ¿De dónde viene lo “del cielo” que sí está en la Vulgata y en griego? Posiblemente, alguno se emocionó y mientras que la versión semítica pensaba en perdices y otras aves de más a ras del suelo, los traductores ya se estaban ensoñando con águilas reales jupiterinas.

La verdad es que si meditamos sobre la condición de  los cristianos, más nos parecemos a plantitas pequeñas pero ubicuas y resistentes, que nos desarrollamos en cualquier terreno por malo que sea, y menos recordaremos a un enorme abeto solitario en mitad de la plaza de S. Pedro, que, sí, muy bonito y elegante es, pero al que hay que allegarse hasta Roma para verlo.

Y hablando de cristianos en entornos variados y de vegetales, recomiendo esta interesante charla (desafortunadamente aún no traducida al español):

 

 

 

 

 

Anuncios

La traducción tiene su tradición …

Pero también podemos tomar el texto masorético desnudo, no vocalizado, y encontrar otros matices. Es la gracia de saber un poquito de hebreo bíblico y aplicar lo que se sabe con moderación y gusto.

En homenaje a los que quieren aprender, aquí va mi versión (en negrita) de este fragmento con pequeñas aclaraciones gramaticales y semánticas:

Salmo 97/98: 1-3 (lo que se lee este 6º domingo de Pascua del ciclo B)

1. El cántico del Señor (la raíz שיר  se puede ver como participio sustantivado más el posesivo de 3ª persona sing masc en vez de la traducción usual como imperativo de 3ª pl masc) es un nuevo canto pues portentos obró; su salvación es su diestra. ¡Cosa santa suya es la siembra! (normalmente, el “brazo” de las traducciones habituales es casi un eufemismo de la fuerza generadora de Dios que en tiempos, como aquellos, de escasez de recursos humanos y alimenticios, se consideraba causa de la fecundidad reproductora y agrícola entre la gente, los ganados y los cultivos; los signos de exclamación e interrogación los podemos poner a discreción porque en los manuscritos antiguos no existen).

2. Hizo saber (forma verbal de matiz causativo, posiblemente “Hifil”, derivada de la raíz  ידע , campo semántico “conocimiento”) el Señor su salvación a la vista (literalmente, “ojos”) de los gentiles; mostró públicamente (“desnudó”) su justicia. (campo semántico Sdq, ya visto en otras entradas).
Por el empleo del término “pueblos” (sobreentendido, “gentiles”), la connotación de este verso puede ser mesiánica o puede ser vengadora, por ej. para desagraviar al pueblo frente al abuso de asirios, babilonios, etc.

3.Recordó su fidelidad (  חסד implica un pacto desigual, es la generosidad del señor frente al vasallo) para con la estirpe (lit. “casa”, aunque de género masculino en hebreo) de Israel y su compromiso con ella. (o “su fe con ella”, que aburrido estoy ya de recordar en este blog que los derivados de AMÉN, no denotan tanto “creer lo que no vemos” como “arrimar el hombro”; en este verso se habla de la fe de Dios hacia los seres humanos; Dios, se supone, no tiene que creer que existen los hombres; por eso las traducciones no suelen hablar de la “fe de Dios” en los hombres, sino de la “fidelidad” o “lealtad de Dios” para con los hombres; en justa reciprocidad, incluso en el plano exegético -para hacer una excepción pues no estoy capacitado para exégesis ni es el fin de este blog- podría ser también mucho mejor que dejáramos de “creer” en Dios y pasásemos a “comprometernos” con Él). Vieron los confines de la Tierra la salvación de nuestro Dios.

En este verso 3, el nombre de Dios es un genérico “elohim”, que se puede aplicar a otros dioses. En los dos anteriores versos el salmista emplea el nombre propio “YHWH”, de vocalización imposible ¡y hasta prohibida por algunos! Los que vocalizan “Jehová”, se sacan las vocales de la manga y olvidan que en español la semiconsonante “Y” no suena como jota sino como i larga.

Buena cosecha

Mientras que en el hemisferio sur se extraen los frutos del final del verano, acá en el norte lo que se siega es la vida de ancianos que no aguantaron los fríos invernales. Dos que bien conocí ya han caído.

Me acuerdo en este Viernes Santo de ellos (unidos ya a Cristo) al traducir ese salmo que leímos en un ya pasado domingo de la Cuaresma:

Salmo 50:5

“Me los cosecháis: los mejores, los que se unieron a mi alianza. (Ellos son) un sacrificio para mi.”

Los “mejores” son un derivado de “Hsd”, o sea, la magnificencia. Esos son los verdaderos “hasidim”, los que con sus vidas de fidelidad son el sacrificio ritual, “zbH”, voluntario y noble. Se trata de la liturgia que agrada verdaderamente (cf Marx, “Los sacrificios del Antiguo Testamento”).

 

 

Un evangelio con alto contenido en proteínas.

La primera lectura tiene en el primer verso una palabra polisemica. La raíz BSR puede querer decir dos cosas muy distintas:” carne” pero también “mensaje”. Atendiendo a ese juego de palabras traduzco Is 61,1a como nadie se ha atrevido a hacerlo:

El Espíritu de de Dios el Señor está sobre mí porque el Señor me ha ungido para repartir carne entre los pobres.

Realmente, si lo vamos a ver bien, la traducción clásica que pone “mensaje” o “buena nueva” donde ahora pongo “carne” es la que es rara. Porque ¿para qué se necesita ungir a un embajador, mensajero o heraldo? En la cultura bíblica los que se ungen son los reyes o los sacerdotes. Y hablando precisamente de estos últimos, los sacerdotes que eran como Dios manda podían repartir raciones de carne entre los oferentes o los pobres, una vez apartada la fracción que se reservaban ellos para sí y una vez carbonizada la parte que se ofrecía exclusivamente al Señor (haram).

Así que, posiblemente, mi traducción está aportando un concepto: el Mesías es como un sacerdote honrado y caritativo. Además, en la cultura bíblica, predicar va con dar trigo. Jesucristo hablaba de las bienaventuranzas pero también daba comida y bebida: panes, peces, vino… Y, en el Antiguo Testamento, Moisés recordaba de parte de Dios a la gente que, junto con el maná y la Torá, se podían tomar raciones de carne de aves gracias a unas simpáticas codornices al alcance del pueblo.

Y así es siempre: hoy todavía en nuestro siglo XXI cualquier grupo humano que se precie de tener un compromiso ético, nos cuenta su ideología pero también se compromete en un proyecto solidario. Por cierto que esto me recuerda que este blog no sé si tiene algún compromiso solidario. ¿Alguna sugerencia?

Isaías 40, los primeros versos

El texto masorético traducido con nuevos ojos en algunos pasajes:

1. “¡Que mucho consuelen al pueblo mío!”, dice vuestro Dios.
2. “Habladle con el corazón, ¡oh, Jerusalén! y proclamad en su favor que su tiempo de condena se ha cumplido, que fue absuelta su impiedad recibiendo (castigo) de la mano del Señor por partida doble a causa de todos sus pecados”.
3. Una voz proclama: “En el desierto trazad el camino del Señor. Levantad en el sur (literalmente “en Arabia”) una vía para nuestro Dios.”
4. Por cada desfiladero ascenderá. Todo monte y cima desmontarán para que el terreno malo sea aplanado y los escarpes se conviertan en un ancho (y fertil) valle (lit. la “Bequá”, región del Líbano”).
5. “Se mostrará el esplendor del Señor y el conjunto de todos los humanos (y animales pues lit. es “toda carne” o “todo cuerpo”) lo verá”, así habla la boca del Señor.
6. Surge una voz y clama: “¿Qué proclamaré? (Que) todos los seres son hierba y que todo lo más que pueden ofrecer es una flor campestre.
7. La verdura se seca y la flor se marchita cuando el Espíritu (o el viento o el aliento) del Señor sopla pues (esa) verdura es el pueblo (de Dios).
8.Secóse la hierba, se marchitó la flor pero la Palabra de nuestro Dios siempre queda.
9.Escalad a la cumbre, ¡oh gentes de Sión! Proclama con tu vozarrón una y otra vez, ¡oh gentío de Jerusalén! Sin miedo decid a las ciudades de Judá que aquí está vuestro Dios.
10. Aquí está con poderío el Señor. Llegará para que los suyos (lit. “su semilla”) reinen por Él. Hele aquí con su premio. Su obra está en su presencia.
11. Cual pastor cuida su ganado: en su pueblo reúne a los jóvenes; en su pecho porta a los bebés y (los) guía.”
12. ¿Quién sondeó con la palma de la mano el mar y con su puño el cielo midió? Todo está en una medida (de tercio). La tierra es polvo. Pesó los montes con pesas y los collados con una romana.
13. ¿Quién calculó el Espíritu del Señor? El ser humano es SU soto. (Dios) le alecciona.
14.¿Con quién se formó y (quién) le tuvo por hijo y le aleccionó en el arte del derecho para enseñarle el sentido?¡Él (fue quien) nos hizo aprender a nosotros el camino de la inteligencia!
15. ¡Si son los pueblos como humo (¿de ofrenda? o bien hay aquí un hapax que vaya Vd. a saber qué quiso decir en su tiempo) de un caldero y cuentan como polvillo en una romana! ¡Si las islas son un granito que Él hace surgir!
16. El Líbano no es bastante (madera) para un fuego y la fauna que contiene no llega ni para una ofrenda.
17.Todos los hombres (que NO son del pueblo de Dios) son como nada; parecen una nadería. Como algo hueco son considerados por Él.

Fue nuestra primera lectura de hoy.

Salmo de Adviento

El salmo 79/80 tiene una faceta penitencial cuyas dificultades de traducción son de nivel medio si tomamos la versión masoretica. Como regalito de San Nicolás se la ofrezco a todos ustedes:

2.¡Oh pastor de Israel,escucha!
Pues (como) un rebaño es (la estirpe de) José
y tu escaño son los seres más poderosos (es decir,los QUERUBES):
¡Que se te vea!
3. En favor de Efraín, Benjamín y Manasés (Efraín y Manasés son hijos del casto José; Benjamín es el hermanito pequeño que le salvó de ser muerto por los otros hermanos envidiosos) … ¡Demuestra tu coraje!¡Ven a librarnos!
4.¡Oh Dios, que vuelva a brillar (cf. Num6,25) tu rostro sobre nosotros para librarnos!
5.¡Oh Señor Dios Todopoderoso!¿Hasta cuándo estarás quemado? Tu pueblo te reza…
6.Nos has dado a comer un pan de lágrima y con llanto por triplicado es que nos hiciste beber.
7.Suscitas discordia entre los que (aquí) habitamos. Nuestros enemigos se ríen de nosotros.
8.¡Oh Dios Todopoderoso, que vuelva a brillar tu rostro sobre nosotros para librarnos!
9.Una vid de Egipto has traído. Arrancaste pueblos para plantarla.
10.La plantaste en su sitio de ella, arraigaste sus raíces y llenaste un país.
11. Montes de sombra formaban feraces y sus brotes son los cedros de Dios.
12.Exportaste su cosecha hasta el mar y hasta el Nilo (o el Éufrates, fraseología imperial mesopotámica “desde el mar hasta el río”) sus frutos.
13.¿Por qué tiraste su valla? La devoran todos los rebaños de la cañada.
14.Hoza en ella el jabalí y la alimaña del campo la consume.
15.¡Dios todopoderoso! Vuelve, mira desde el cielo y ve: ¡Visita esta viña!
16. Es una vid que fue plantada por tu diestra para el hijo tuyo que criaste fuerte y sano.
17.La incendió el que la podaba. Como castigo ante Ti perecerán.
18.Sea Tu mano sobre el hombre, tu diestra sobre la estirpe de Adán, el que criaste para Ti.
19.No nos apartaremos de Ti. Nos harás revivir…
En Tu Nombre te invocaremos.
20.¡Oh Señor Dios Todopoderoso, que vuelva a brillar tu rostro sobre nosotros para librarnos!

Algunas cosas:

– Este salmo utiliza una colección amplia de nombres divinos: YHWH (Señor), ELOHYM (Dios), Sebaot (huestes o mesnadas). Incluso se encuentra aquí la combinación ELOHYM Sebaot ( que yo he traducido con la 70 griega como “Dios Todopoderoso”) menos frecuente que la de YHWH Sebaot.

– Lo del jabalí que destroza no solo es un problema de plaga agrícola: es una auténtica profanación porque el jabalí es, como el cerdo, animal impuro para la cultura judía.

– Lo del “PAN de lágrima” da pena pero es una imagen poética muy fuerte que, para los cristianos, tiene fuertes connotaciones eucarísticas. Por cierto que las letras en hebreo para “Adán”,”sangre” y “lágrima”son parecidísimas.

– etc .

Añade aquí, por favor, querida lectora o querido lector todo lo que quieras porque este salmo está lleno de connotaciones.

¡Feliz Adviento 2017!

 

Amor de padre

Ya hablé en otras entradas de las  entrañas de misericordia (raíz rHm). Hoy, 1 noviembre, todos somos hermanos de Padre y toca la raíz Hbb. Lo dice el apóstol: “habiby”, o sea, querido(s) mío(s). Así que aquí va mi versión en español de la Peshitta que nos ofrece el venerable profesor Kiraz de 1Jn 3,1-3 en http://cal1.cn.huc.edu/

Solo para sus ojos:

Mirad qué copioso es el amor del Padre para con nosotros que nos ha llamado hijos e incluso nos ha cuidado porque este mundo no nos reconoce: ¡Ni siquiera a Él le reconoce!
Queridos míos:
De momento hijos somos de Dios pero aún no está claro lo que en el futuro seremos. Sí sabemos que se verá que somos parecidos a Él y que le contemplaremos tal cual es.
Todo el que tenga esta esperanza, se queda limpio porque el que limpia es Él.

He optado por traducir en el verso 1 por “cuidar” o “servir” el verbo (bd, el de siervo, porque me parece no solo más rompedor que Dios nos sirva (inversión de valores, típica del NT) sino porque encaja mejor con la explicación que da a continuación el verso 1: somos los huérfanos de un mundo que reniega de nosotros pero ahí tenemos Quien nos cuida. Las otras traducciones que he visto de Peshitta son más timoratas y emplean el verbo (bd en su acepción de “fabricar”. Dicen: “Él nos ha creado”. No es la primera y básica connotación que llega a la cabeza al leer/traducir esa raíz. Las versiones latinas y griegas dicen: … “hijos y lo somos”. Sacamos pecho y no es para menos porque Alguien, como dice el verso 3, nos asea hasta dejarnos impólutos … ¿por el agua y/o con fuego?